Vida más allá de la vida

Hace unos años, cuando el ciberpunk se puso de moda a finales del siglo pasado, se podía oir a gente que hablaba del volcado de la consciencia a un ordenador como una realidad prácticamente tangible y no sólo de una posibilidad lejana de la ciencia ficción. Luego, según te vas informando sobre los ordenadores, el funcionamiento del cerebro, la inteligencia artificial, los agentes, los algorítmos genéticos, y otras cosas del estilo, y entonces llegas a la conclusión de que la cosa está mucho más lejos de lo que parece.

Ahora han pasado los años, y aún así hay gente que sigue con la misma idea y la misma ilusión que entonces, pero con tecnologías renovadas. A través de este artículo me he enterado de que existe la Asociación Mundial de Transhumanistas que promueven el uso de la inteligencia artificial, la ingeniería genética, la nanotecnología o cualquier otro medio disponible para mejorar la vida humana.

Estas posibles mejoras al ser humano incluyen, evidentemente, el volcado (destructivo o no) del contenido del cerebro humano a un formato digital, lo que ellos han denominado como Uploading. Digo yo que esta gente son totalmente ateos, o al menos no creen en la existencia del alma, ya que en caso contrario no se podrían ni plantear esto como una solución a su “problema”, ya que aún nadie ha podido encontrar el lugar donde una persona almacena su alma.

Sinceramente, no tengo muy claro que me da más miedo, si el hecho de que haya gente que siga con este asunto, o que se hayan organizado hasta montar una organización mundial, que, por lo leído en el artículo, está bastante bien financiada.