Conversación intrascendente (II)

Dos amigos y yo mismo en un coche un sábado por la mañana, creí que nada bueno podría salir de eso, pero me equivoqué, aunque desde luego es una chorrada como un piano en su momento me hizo gracia…

A1: Pues en el ejército tienen una contrata con una empresa civil para dar de comer a todos los cuarteles…
A2: No jodas, ya han puesto civiles en cocinas, ahora solo queda que la seguridad también sea civil…
A1: Pues de hecho…
Yo: Tengo entendido que hay seguridad privada custodiando polvorines…
A2: Joder, esto ya no es lo que era…
Yo: Si lo tengo dicho, hay que militarizar el ejército, y civilizar a la Guardia Civil…
A1: Eso digo yo, y los civiles también…

Luego estuvimos en uno de tantos pueblos abandonados de la geografía terrestre pegando unos tiros con réplicas de Airsoft. Fué un logro, conseguimos matar eliminar a uno de los jugadores veteranos…

Conversación intrascendente

Hoy quiero reproducir una conversación que he tenido esta tarde con unos amigos discutiendo sobre lo humano y lo divino, a los que llamaré C1 y C2 para mantener el anonimato, mientras esperábamos en la calle a que la novia de C2 saliera de trabajar:

C1: Esa tía que viene por ahí tiene unas tetas increibles.
C2: Si, pero está un poco delgada…
Yo: Un poco es quedarse corto, imagínate la escena… las tres de la mañana, en un hospital declarando ante un municipal: “Se lo juro agente, era sexo consentido, no a habido malos tratos. Le rompí la cadera follando.”