Microsoft y la privacidad de sus usuarios

Según se puede leer aquí Microsoft ha entregado a la policía de varios países un dispositivo llamado COFEE (Computer Online Forensic Evidence Extractor) con el que la policía podrá extraer información del equipo de un sospechoso que utilice Windows de forma automática y sencilla. El dispositivo incorpora un total de 150 comandos con funcionalidades tales como: desencriptar claves, analizar la actividad del usuario en Internet, o almacenar archivos del equipo.

Si hace unos años se hablaba con preocupación de la existencia de puertas traseras en los sistemas (incluidos los sistemas de Microsoft) para que el creador, o un hacker que las descubriera, pudiera acceder a los equipos de sus «clientes» de forma inadvertida, ahora llega Microsoft con este regalito para terminar de dar la puntilla a las suspicacias.

La verdad, a mí me da absolutamente igual que la policía disponga de estos cacharros, y me da igual por dos motivos: el primero es que no tengo nada que ocultar a la policía, y el segundo es que Windows sólo lo utilizo para jugar, para todo lo demás uso Linux.

A mí lo que realmente me preocupa es su misma existencia, la misma existencia del dispositivo me preocupa por dos motivos:

  1. La existencia de funciones no documentadas en Windows para saltarse la seguridad del sistema.
  2. La posibilidad de que esta información acabe en las manos de la gente inadecuada.

Con todo el dinero que mueven los delitos electrónicos es más que probable que las mafias intenten conseguir, y muy probablemente consigan, uno de estos aparatos. Vamos, si yo me dedicara al delito electrónico lo haría, y lo haría con para ver qué hace el cacharro, tanto por si puedo usar algo en mi beneficio, como para ver que medidas tengo que tomar para evitar que este dispositivo me perjudique.

En definitiva, lo único que espero es que ninguna investigación de delitos informáticos en España se base en las pruebas extraídas únicamente por este dispositivo, ya que no le auguro un futuro muy alagüeño como fuente de información delictiva si el delincuente tiene un mínimo interés en mantener la privacidad de su equipo…


Actualización (06/05/2008)

Vale, he estado leyendo más sobre este asunto y según parece no hay puertas traseras, ni códigos mágicos, ni secretos maravillosos. Tan solo son un conjunto de herramientas conocidas para extraer información de los equipos de los sospechosos de forma sencilla y rápida. No obstante, supongo que será relativamente fácil dentro de poco hacerse con una copia del COFEE para examinarla…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.